Prosa poética y poesía. Del Amor, la naturaleza y otros cuentos: Libros. Entre el olvido y la resurreción. Poesía

Ser Simple. Ser sencillo y elemental. Poesía.

SIMPLE "Sé tan simple como puedas ser; te sorprenderá ver lo poco complicada y feliz que tu vida puede ser"  ...

lunes, 6 de julio de 2020

Libros. Entre el olvido y la resurreción. Poesía


 https://www.pinterest.es/pin/452119250064095853/



De pequeña crecí rodeada de libros. De modo ingenuo, simple, los abría, los olía, los amontonaba a mi alrededor... y sin comprenderlos, quería vivirlos, hacerlos míos, extraerles sus secretos montañosos... El destino quiso que dedicara buena parte de mi vida a venderlos; a pasarlos de mi mano a la otra mano, también ávida por recorrer sus páginas. Seguía oliéndolos, esta vez con aroma a viejo, a letargo de chimenea, café y sueños correteando por las hojas manchadas... Amarillentos y bellos, circularon por mi vida como hojas de otoño, que nunca cayeron al suelo porque se quedaron a vivir en mi alma. Ahora siguen a mi alrededor, con letras de tinta digital; muchos, maravillosos, muchos, muchos... Abundantes hasta el colapso de mi emoción... Y los barajo y los ordeno, con devoción de novicia, porque son la letra de una sagrada canción que nunca acaba...
Y también yo trato de crear alguno, embriagado de ilusión, ansioso por besar la efímera belleza; pequeño y locuaz... como yo.


**


"Allí los cisnes
guardan el sol de los sueños
entre azules de beso y llama."

Mª Jesús Muñoz


LIBROS


Un corazón
palpita
en el papel.


Un rostro
anónimo,
de labios de tinta,
de cabellera brumosa,
hablándote...
en las orillas de lo imposible.

Tu alma panza arriba,
bajo el cielo estrellado
de las páginas abiertas.

Tu cuerpo hechizado,
sobre un mar que no se mueve,
pero te engulle...


Mundos
líricos,
extraños,
fabulosos,
sabios,
profundos,
nuevos,
excitantes...
vienen a acostarse
en el lecho de tu mente,
vienen a besar tus recónditos rincones,
a enraizar en tus nervios,
a crecer en tu espesura,
a trepar por el asombro gigante
de tu alma.
Y cualquier día
dan su fruto
por tu boca.


Libros...
amarillentos,
bellos,
melancólicos,
níveos,
extasiados,
ilustrados,
parcos,
locos,
charlatanes,
rientes,
acicalados,
oscuros,
livianos,
profundos,
resplandecientes,
eternos...


Siempre, siempre... Ellos,
entre el olvido y la resurrección,
aguardando
esa mano virginal...
que los libere.



****

Maite Sánchez Romero (Volarela)