Cuentos bajo la almohada: El trino que amanece (Estampa de amanecer)

viernes, 30 de julio de 2021

El trino que amanece (Estampa de amanecer)

                    



                                                    EL TRINO QUE AMANECE


  Mi sueño fue recogido por los ángeles de la noche y lo transformaron en una mariposa. La he visto alejarse con mi vida en sus alas.

  Y yo he despertado como un pollo abriendo el cascarón. 
Inspiro la paz vertical de un eucalipto. Mi respiración tiene color de amanecer. Expiro una palabra pronunciada por el sol.

  Un viento rasguea la grama con música de conchas. Tambores a lo lejos: son los caballos, levantando el polvo del futuro.
La niebla busca el corazón de los pájaros, y la tierra sonríe con sus suaves lombrices. Mi pulso escapa hacia el pentagrama de flores del nuevo día. ¡Oh, esta música...! ¿Cómo es posible?

  Me alzo desnuda bajo un cielo de trinos naranjas. Y una fina lluvia de pétalos solares se derrama desde las nubes hasta envolver mi piel con la pasión purísima de las rosas.

 Amanece; ha concebido el cielo su milagro. Y milagrosamente, también yo he amanecido. Me arrodillo. La luz señala entre la hierba un caracol de oro; trepa por mi dedo como un tirabuzón húmedo... Mueve sus cuernecillos tanteando mi existencia... Lo miro. Y siento que algo inmensamente dulce, desde el azul recién pintado del cielo, me contempla a mí... Y acaricia con sus nubes eternas mi garganta... 

 Y canto, junto a un coro universal, el trino que amanece a la vez en todos los tiempos.


5 comentarios:

  1. Un himno fantástico a la vida en tus palabras. La vida merece celebrarse y a veces, en el apuro y por costumbre, nos distraemos y damos por sentado cada milagro, desmereciéndolo. Subrayo esta frase "Amanece; ha concebido el cielo su milagro." es preciosa. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, hay tantos momentos que son milagros...
      Mucha gracias por tu opinión, también me gusta esa frase.
      Un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  2. Uffff, rotundamente precioso y creativo, Maite. Nos despertamos indefensos, pero bendecidos como las rosas, regalados con el milagro de la luz de un nuevo día y seguramente Dios espera nuestra humildad, nuestra generosidad y nuestro amor. Quiere que seamos mariposas, caracoles, caballos y pájaros cantando, quiere que sigamos creando la música y la belleza de nuestro mundo...Tu escrito tiene toda la fuerza de la luz y del misterio, que nos mantiene vivos, tiene la Providencia en su esencia, amiga.
    Mi abrazo admirado y siempre entrañable.

    ResponderEliminar
  3. Inspiradísima M. Jesús... Qué preciosos comentarios me dejas... ¡Gracias!
    También yo te abrazo admirada y cálidamente

    ResponderEliminar
  4. Hermoso!! Maravilloso cada amanecer
    Me encantó "Y una fina lluvia de pétalos solares se derrama desde las nubes hasta envolver mi piel ..." y la imagen fantastica!!Besos

    ResponderEliminar